Sicarios: Colgados en el desierto

En el trayecto de Olmito a Austin, Phil y Riot acaban dejando sin gasolina su Cadillac tras desviarse a través del desierto de Chihuahua, con el fin de evitar controles policiales en las zonas más pobladas. Obligados a buscar una gasolinera a pie, cuando finalmente encuentran una estación de aspecto ruinoso en medio de la nada, lo que no pueden sospechar es que lejos de ser el fin de sus problemas, se va a convertir en el principio de uno de los retos más duros a los que hayan tenido que hacer frente jamás.